HOME BUSINESSSET UP YOUR BUSINESS

Cómo desarrollar habilidades de liderazgo situacional

El liderazgo situacional permite a los líderes o gerentes modificar su estilo para adaptarse mejor a sus requisitos. Estas habilidades pueden beneficiar a los emprendedores.

El mundo está lleno de diversidad. Y aunque es más fácil utilizar un enfoque único para todos en el liderazgo, no es tan efectivo como adaptar un estilo de liderazgo para adaptarse a la situación. Aquí es donde entra en juego el liderazgo situacional.

¿Qué es el liderazgo situacional?

El liderazgo situacional implica adaptar un estilo de liderazgo para motivar mejor a los miembros del equipo y satisfacer las necesidades de la organización. Este estilo es fluido, siempre cambiante según dicta el entorno. Requiere que el líder sea capaz de evaluar las necesidades de su equipo y del negocio, y ajustar su estilo de gestión en consecuencia en un momento dado.

El paradigma del liderazgo situacional fue desarrollado en la década de 1960 por el profesor de administración Paul Hersey en la Universidad Estatal de Ohio. Más tarde se asoció con Ken Blanchard, autor del libro más vendido The One-Minute Manager, para delinear el estilo de liderazgo en su libro de 1969, Management of Organizational Behavior. La teoría se basa en la psicología del comportamiento, teniendo en cuenta los estilos de liderazgo así como el nivel de madurez, que considera el nivel de habilidad y disposición del equipo o miembro individual para completar una tarea. En su versión, tienen cuatro estilos de liderazgo:

  • Informar a los líderes: Brinde orientación directa y específica y espere que se siga.
  • Vender: brinde orientación directa y específica, pero esté abierto a sugerencias de los miembros del equipo. Intentan ganar la aceptación de sus ideas para fomentar la cooperación.
  • Participante: Compartirá ideas, pero dejará las decisiones en manos del equipo.
  • Delegación: están disponibles como guía cuando se les solicita información, pero tienden a dejar que el equipo trabaje de forma independiente.

  • MI: Carece de conocimientos, habilidades y voluntad para realizar la tarea.
  • M2: Carece de habilidad, pero está dispuesto a realizar la tarea.
  • M3: Tiene habilidades y capacidad, pero no está dispuesto a ser responsable de la tarea.
  • M4: Están altamente capacitados y dispuestos a realizar la tarea.

Más tarde, Daniel Goleman, autor de Emotional Intelligence, adaptó el modelo para incluir seis estilos de liderazgo:

  • Coaching de líderes: Ayude a los miembros individuales del equipo en sus habilidades de desarrollo personal y profesional.
  • Líderes que marcan el ritmo: tienen altas expectativas y tienden a predicar con el ejemplo.
  • Líderes democráticos: otorguen a los miembros del equipo un voto en las decisiones.
  • Líderes afiliados: Aumenta la moral proporcionando elogios y apoyo.
  • Líderes autorizados: identifican problemas y concéntrese en las soluciones cuando una organización carece de enfoque o dirección.
  • Líderes coercitivos: dictan su visión y planes para alcanzarla.

Todos los estilos tienen sus pros y sus contras, y momentos ideales cuando se necesitan. Por ejemplo, los estilos que involucran al líder dictando la dirección pueden ser ideales cuando las decisiones deben tomarse rápidamente para evitar problemas, o cuando un equipo o miembro tiene poca madurez (M1, M2). Sin embargo, a largo plazo, puede generar resentimiento, baja motivación y reducción de la productividad de los miembros del equipo.

En el otro extremo del espectro, los estilos de liderazgo que incluyen aportes de los miembros del equipo fomentan la cooperación y la aceptación de las ideas, pero la toma de decisiones puede terminar siendo un proceso largo.

Cómo beneficia el liderazgo situacional al negocio desde casa

Incluso como emprendedor individual, la adaptación de un estilo de liderazgo situacional tiene sus ventajas. Si bien puede ser la única persona en su negocio, es probable que tenga otras personas involucradas para ayudarlo a administrar aspectos de su negocio, como su web master, asistente virtual, contador, etc.

Algunos beneficios del liderazgo situacional en el negocio desde casa incluyen:

  • Es flexible.
  • Aprovecha al máximo cualquier situación.
  • Fomenta la colaboración entre los miembros del equipo.
  • Puede impulsar la motivación al permitir que los miembros del equipo se sientan parte del proceso y se apropien de él.
  • Puede aumentar la productividad.
  • Puede contrarrestar desafíos como la incertidumbre, la negatividad y la falta de enfoque o claridad.
  • Puede darle una mayor influencia sobre los resultados de los miembros del equipo.
  • Puede ayudar a los miembros del equipo a adquirir habilidades y confianza.

Cómo desarrollar habilidades de liderazgo situacional

Puede asistir a capacitaciones y talleres de liderazgo situacional. Pero si desea tener una mejor idea de las habilidades de liderazgo, deberá convertirse en un líder situacional. Aquí hay algunos consejos:

  • Aprenda a evaluar los estados emocionales y los niveles de madurez de sus líderes. El gran factor del liderazgo situacional es adaptar su estilo para motivar y fomentar la cooperación de su equipo de la mejor manera. Para hacer eso, reconoces qué los hace tic.
  • Tenga una idea de lo que deben hacer los miembros del equipo para completar el trabajo. Para ser un buen líder, necesita saber qué proyectos requieren una participación de tareas altas o de tareas bajas para poder tener expectativas realistas.
  • Desarrolle sus habilidades de persuasión. A las personas a las que les gusta trabajar de forma independiente no les gusta que les digan lo que tienen que hacer, por lo que es importante aprender a presentar sus ideas de una manera que las acepten.
  • Aprenda a ser fluido en su estilo de liderazgo según las necesidades de su negocio y con quién está trabajando.
  • Gánate la confianza de las personas con las que trabajas. Es más probable que las personas presten atención a sus instrucciones y acepten sus ideas si confían en usted.
  • Mantenga sus emociones neutrales. Los líderes deben brindar orientación y dirección sin agregar su propio bagaje emocional. Es menos probable que los trabajadores consideren las ideas de un líder que parece estar operando solo por emoción.
  • Desarrolle sus habilidades para resolver problemas. Como líder, a menudo está involucrado en arreglar o mejorar los resultados. También es posible que deba resolver conflictos entre los miembros de su equipo.
  • Desarrolle sus habilidades de coaching. Aprenda estrategias que motiven a su equipo a ser productivo y efectivo.